lunes, 6 de abril de 2009

La Importancia de la Familia


La disolución social es un fenómeno que ha venido aumentando de forma peligrosa en los últimos años, alcanzando cifras terribles que tan sólo denotan la fragilidad de la sociedad, y aunque existen causas que provocan esto en la masa (tal como constantes bombardeos en los medios de comunicación, problemas económicos, desmoralización, etc.), la razón principal para este fenómeno lo encontramos en la célula de la organización que es la Nación. Esta célula es la familia.
Al igual que en un organismo, si una célula comienza a funcionar de modo incorrecto, provoca que otras células no funcionen, después que el órgano falle, luego el sistema, hasta culminar con la muerte del organismo. La familia es la célula y el núcleo de la sociedad, es donde el ser humano se desarrolla, crece y aprende a vivir; y es también donde radica en gran parte la persona que va a ser. La mayoría de nuestro ser esta conformado por lo aprendido de la familia, pero ¿que pasa si en el lugar donde convivimos, no existe el amor, la responsabilidad, el respeto, es decir, no existe la verdadera familia?

La familia es un conjunto de personas que están unidos por lazos que van más allá de la sangre (aunque también es importante, de ahí el dicho de “la sangre llama”). Son más bien lazos con una intención de compenetrar con otros seres, de establecer relaciones de afecto y respeto, y con ello alcanzar juntos la felicidad plena, pues es ahí donde radica.

Pero ahora más que nunca peligra la existencia misma de la familia, por tendencias como la unión libre, la desvaloralizacion del matrimonio, el libertinaje, la ausencia total del deseo de ser uno con otro ser y la pérdida del sentido de auto-conservación, siendo sustituido éste con uno de autodestrucción, y provocado incisiones terribles en la sociedad.

En la actualidad podemos ver como la sociedad decae cada vez más.

El futuro pertenece al joven. El adulto ha de custodiar ese tesoro, pero cada vez esta menos dispuesto a hacerlo. Perdiendo así el sentido más natural de la conservación de la especie y más importante de la estirpe, la familia. Cada vez más se ve la tendencia de ver a los hijos como un estorbo para la vida social, los negocios o para las aventuras pasionales, o incluso para la realización personal. Me pregunto ¿cómo es posible que exista gente tan estúpida como para creer que un hijo es un estorbo? Los hijos son la causa máxima de nuestra existencia son parte de nosotros y a la vez son seres individuales, son seres que deben ser resultado de la unión total del hombre y la mujer, tanto carnal, como espiritual, y aún cuando son resultado de sólo la unión carnal, siguen siendo parte de nosotros, merecedores de todo cuanto somos y tenemos, pues por decisión propia los hemos traído a este mudo, y ellos al recibir cuanto somos se han de encargar de preservarlo, es decir, preservarnos aún después de nuestra muerte.

La disciplina se va esfumando, honradez, patriotismo responsabilidad, matrimonio, van siendo vaciados de su esencia y en su lugar se erige lo placentero y lo fácil. Los valores son sustituidos con el egoísmo y la apatía, con el estandarte de que “cada quien debe vivir su vida como quiera” aunque con esto lleve a la destrucción colectiva. El ser humano necio y cobarde, sabe que sus acciones, todas y cada una de ellas, repercuten en los demás, pero temeroso a la responsabilidad prefiere escudarse en pensamientos estúpidos creyendo que, si uno se hunde ,se hunde solo; sería fantástico que fuese así, si la vida fuese así ya nos habríamos librado de parásitos molestos, que sólo viven para la destrucción de si mismos, pero lamentablemente la vida no es así todos somos parte de todos, y si uno se hunde arrastra consigo a todos los que con el convive.

Para terminar de “fregar” a la familia, ahí esta nuestro mercado, y la tecnología, que da al pueblo todas las facilidades para su decadencia desde el condón, la pastilla del siguiente día o el crimen del aborto (homicidio desde la gestación ya que definiendo el concepto de vida científicamente, la vida comienza desde la primera célula, esta acción sólo se justifica en casos terribles como violación, o peligro para la madre o el no nato). Todos estos funcionan como opio para el pueblo, sin darse cuenta del daño que se hace la persona a sí misma y a las demás.

Por eso es muy importante entender lo que la familia es, la importancia que tiene en lo personal y en lo colectivo, es indispensable darse cuenta de que la familia peligra y HAY QUE SALVARLA A TODA COSTA, POR EL BIEN DE LA PATRIA, POR EL BIEN DE NUESTRA GENTE Y POR NOSOTROS.

9 comentarios:

Edgar dijo...

Esta es mi última participación en este blog.
Excepto por el calificativo que utiliza "YO" -para evitar caer en ataques-, me parece no del todo descabellada la idea de cierta tendencia conservadurista en este blog.
Una afirmación tal como la de la familia como célula de organización de una nación es demasiado acríticas.
Antes de que la Iglesia se adaptase al poder de una clase social nacida a finales del siglo XVIII (no, esto no es marxista, hay un periodo en la historia en el que surge una nueva clase social: la burguesa), la familia no fue de ninguna manera una célula organizativa. La idea de que el padre cuide a la prole surgió debido a que en dicha clase social el ingreso lo aportaba el hombre y era innecesario que su descendencia trabajara para cubrir las necesidades del hogar, como no sucedía, por ejemplo, durante el periodo medieval y mucho antes, claro, dependiendo de a qué civilización nos refiramos.
¿Qué me dicen de los lazos de unión entre jóvenes y hombres maduros que se dio en civilizaciones bélicas como la espartana y la romana? Ni modo que la familia tuviera presencia en las batallas campales. La mujer carecía de la importancia que, por ejemplo, sí tuvo para los galos y germanos.
En la cultura germana, como lo describió Tácito, el padre era una figura demasiado dura para con su hijo, las muestras de cariño no se daban nunca, excepto el reconocimiento del hijo cuando éste se convertía en guerrero, debido, sencillamente, a que vivían de la cacería, del saqueo y necesitaban ser forzosamente guerreros para poder obtener sustento. Aquí no encuentro tampoco tal concepción de la familia surgida netamente de la clase burguesa.
La Iglesia apoyó, durante el periodo feudal, las relaciones sexuales prematrimoniales, debido a que era menester que el hombre asegurara la fertilidad de la mujer, porque la mano de obra eran precisamente los hijos, y todo para favorecer a los dueños de los feudos al explotar la tierra. Sigo sin encontrar dicha célula organizativa.
Ahora, la tecnología de la que hablas permite gozar del placer sexual sin poner en peligro la propia vida (sida, sífilis, etcétera); a menos que propongas la abstención sexual, cosa imposible, idealizada y absurda, si lo vemos desde el punto de vista freuidiano, cuya influencia, aunque no lo crean, fue la familia, pues Freud era judío. Y sabemos que los judíos tienen a la familia como base de la sociedad, consecuencia de las condiciones de esta cultura errante miles de años atrás.
Si observamos someramente a la cultura rarámuri, antes de la llegada de los españoles, encontraremos que no hay propiamente una sociedad, un estado en el sentido moderno, sino una etnia cuyos lazos se fortalecían gracias a las tesgüinadas dadas las enormes distancias entre familias. Así que la célula organizativa ni siquiera se reduce a la familia nuclear, que forma parte de un todo colectivo denominado “sociedad”, porque las decisiones eran, y hasta la fecha, son tomadas por los ancianos. Ni modo que la familia y la sociedad de la que habla este blog base la toma de decisiones en la experiencia de la gente mayor.
Por otra parte, la Real Academia Española define el concepto "familia" como:
Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas.
2. f. Conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y afines de un linaje.
3. f. Hijos o descendencia.
4. f. Conjunto de personas que tienen alguna condición, opinión o tendencia común.
5. f. Conjunto de objetos que presentan características comunes.
6. f. Número de criados de alguien, aunque no vivan dentro de su casa.
7. f. Cuerpo de una orden o religión, o parte considerable de ella.
8. f. coloq. Grupo numeroso de personas.
.. por mencionar algunas definiciones. Es decir, una familia podemos conformarla un grupo de individuos que concordemos en ideas y objetivos; si le agregas amor, también es posible considerar familia a un trío de jóvenes, si esa es su decisión. La idea de papi, mami, hijo e hija, es propia del conservadurismo puritanista del protestante y del católico más acervo que niega otras formas de convivencia social.
Me despido.
Yo, tienes interesantes argumentos.

Anónimo dijo...

Hacia mucho que no me reia tanto, desconocia que los profes de secundaria de literatura que en sus tiempos libres dieran clases de catesismo tuvieran blog (ese sucio invento de la sociedad moderna jajajaaj)

La verdad tu texto de corin tellado mezclado con juventud en extasis me dio un poquito de alergia, pero en fin, el respeto es fundamental.

Entre otras cosas el concepto de familia ya no existe como lo concibes, y dificilmente volvera a ser asi, vamos hacia una evolucion donde no existira la relacion familiar, tal vez sea mejor, tal vez peor.

Y respecto a lo de que eres nazi, no lo creo, tienes mas finta de pseudointelectual de derecha muy romanticon

Que lastima. Con la publicidad que le estas dando a tu blog esperaba algo que valiera la pena

Guayaba dijo...

quisiera saber porque Nazi?, Yo (el original, el verdadero)... porque se la ha etiquetado nazi, fascista, izquierdista, derechista romanticón, pseudointelectual y como que no entiendo todos esos calificativos, tantas dicotomías que no entiendo puesn!!

Roy dijo...

Pues ni somos rarámuris, ni germanos, ni romanos, son culturas muy lejanas en espacio y tiempo, y es impreciso afirmar cualquier cosa acerca de ellos. De lo que estoy seguro es de que habrán tenido sus propias células de organización muy particulares, esto sugún su también muy particular caracter como pueblos. Lo extraño es que la familia ha sido la organización de casi todos los pueblos en el mundo y repentinamente comienza a desaparecer. Los cambios sociales en el mundo no suceden tan repentinamente de manera natural.

Anónimo dijo...

Rojo dice:

Hola, esta es la primera ocasión que visito tu blog. Me encuentro con muchas desacreditaciones a tu persona. Muchos calificativos extremistas, que incluso se vuelven completamente opuestos, unos dicen que eres de extrema derecha y otros de extrema izquierda. Pero si algo he comprendido, es que el hombre por su naturaleza complejisima no se remite a bandos ideologicos tan cerrados. Yo creo que por eso te comprendo. Sigue siendo lamentable oir que cuando surgen buenas intenciones, no falta la gente que te echa lodo. Sobre tu artículo, pues si se puede pasar de utópico, pero bueno, de algun sueño tenemos que aferrarnos. En lo personal me adhiero más que a otra a la ideología marxista, ¿tendrías algún problema con eso?

Edgar dijo...

Retiro lo dicho en el post anterior, no soporté la comezón en los dedos cuando leí lo que Roy escribió a propósito de mi textillo:
"Pues ni somos rarámuris, ni germanos, ni romanos, son culturas muy lejanas en espacio y tiempo"... ¿Qué significa ser mexicano? Es decir, ¿la etnia rarámuri no es mexicana?
Si te referías a actitudes, costumbres, cultura (wahtever that means), entonces es algo muy distinto, porque, efectivamente, han cambiado.
En caso contrario, podemos aventurarnos a decir que tampoco son mexicanos los negros de Cuijla, en el estado de Guerrero; ni los rusos en Baja California, ni los menonitas en Chihuahua, ni los libaneses y judíos en distintas zonas del país. Ahora que si a lo anterior le sumamos españoles, ingleses, irlandeses (durante la guerra contra Estados Unidos), franceses y austriacos (durante el Imperio de Maximiliano) y un largo etcétera, cuya transculturación se dio, se da y se dará, en la historia de este país, me queda la duda de definir qué SIGNIFICA ser mexicano, o mejor aun, qué ES el mexicano o la mexicanidad.
Si las culturas lejanas, de tan lejanas, nos impiden afirmar "cualquier cosa acerca de ellos", me pregunto cómo entiendes el proceso de conocimiento humanístico, y si es que lo consideras conocimiento.
Si no se puede afirmar nada de la historia, entonces ¿cómo es posible que sí puedas afirmar lo siguiente?: "De lo que estoy seguro es de que habrán tenido sus propias células de organización muy particulares". ¿En qué te basas para asegurarlo?, ¿tal afirmación se apoya en algún estudio sociológico, antropológico, psicológico, o peor aun, histórico?
"Lo extraño es que la familia ha sido la organización de casi todos los pueblos en el mundo y repentinamente comienza a desaparecer". Esto sí que tiene fundamentos (cualquier parecido con el esoterismo es mera coincidencia): la familia, por alguna "razón" denominada "extraña" ha sido la organización de casi todos los pueblos. Bien, mi pregunta es, en qué sentido usas la palabra "familia". En el sentido de padre, madre, hijos; en el sentido de hijos como parte de la fuerza de trabajo para la aportación del sustento del colectivo; familia como base simbólica de un ente abstracto llamado "sociedad" que se interrelaciona con otras y tiene normas que regulan su comportamiento en tanto que familias, en fin, ¿en qué sentido la usas?, ¿en todos estos sentidos? Si es en todos estos sentidos, ¿cómo llegaste a esa conclusión?
Por último, a pesar de no apoyarte en ninguna bibliografía o estudio personal de campo, esta afirmación fue lo más inteligente que escribiste: "Los cambios sociales en el mundo no suceden tan repentinamente de manera natural".

Roy dijo...

Ese Edgar, siempre agudo. Primero que nada tienes razón, la lejanía no impide afirmar, pero sí puede provocar ciertas imprecisiones. Lo que quise decir es que aquellas culturas no tienen similitud con la mexicana. En este punto sólo eso.

La mexicanidad para mí es el conjunto de ideas y costumbres que ha ido adquiriendo este grupo humano que comparte una misma historia (época precolombina, conquista, colonia y vida independiente) incluyendo tanto los rasgos de la cultura indígena como la europea. Pudiera ser que menonitas, libaneses, judios, etc, compartan esas mismas costumbres e ideas, no lo se, estos grupos tienden a ahislarse (no se si para afirmar esto necesite un estudio de campo, pero así me parece en los que conozco). Definitivamente los rarámuris están muy ahislados, eso salta a la vista.

En cuanto al sentido de la palabra familia, no solo me refiero a papi, mami e hijos, sino a ese nucleo (tenga la forma que tenga)donde se satisfacen las necesidades afectivas, de aprendizaje y preparación para la vida social.

Y afirmo que otras culturas debieron tener sus propios núcleos porque el ser humano siempre ha tenido estas necesidades.

Espero que no sea tu último comentario, siempre aprendo mucho.

Anónimo dijo...

No pierdan el tiempo en discuciones, Edgar tienes razòn en lo que dices, mas no debes mortificarte en la inclinacion ideologica o literaria de el autor de este blog. Porque solo se me ocurren dos palabras para describirlo, pendejon acomplejado. Asi es, no es ni antiestatario, rebelde, revolucionario, conservador ni nada, pues no tiene un espacio de debate e intercambio de ideas "decente". Solo es un inconforme quejumbroso que da pena por los temas que escoje y la inocente forma en que los aborda. Su burda aportacion a la humanidad es superada en estilo, forma y contenido por cualquier estudiante de cuarto semestre de la ENAH-Chih. Y vaya que algunos son bastante insipidos. atte. raúl

Anónimo dijo...

En cuanto al autor de este blog... deja de ensuciar las calles por favor. atte. raùl